OMNI Foro de numismática


Foro de numismática
 
ÍndiceÍndice  BuscarBuscar  La revista OMNILa revista OMNI  WikimonedaWikimoneda  Librería OMNILibrería OMNI  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Patrocinadores













Últimos temas
» Compra una moneda del año 1776 por 56 centavos en un mercadillo que resulta valer casi 100
Doble unidad de Baria EmptyHoy a las 5:02 por numismatico2013

» Moneda griega a identificar
Doble unidad de Baria EmptyHoy a las 4:03 por numismatico2013

» crucifijo a identificar
Doble unidad de Baria EmptyHoy a las 2:08 por MOLETA

» ¿Medalla/moneda?
Doble unidad de Baria EmptyHoy a las 1:53 por c3pdos

» Duro de 1808. Fernando VII. Gerona
Doble unidad de Baria EmptyHoy a las 0:42 por BLAS DE LEZO

»  30 Sous 1821. Fernando VII. Palma de Mallorca. El Duro de la Epidemia.
Doble unidad de Baria EmptyHoy a las 0:07 por BLAS DE LEZO

» 5 pesetas de Fernando VII 1823 de Mallorca
Doble unidad de Baria EmptyAyer a las 23:18 por Ivlivs82

» Dobla oro
Doble unidad de Baria EmptyAyer a las 19:32 por al-Mutrayil

» AE3 de Constantino I. GLORIA EXERCITVS. Roma
Doble unidad de Baria EmptyAyer a las 1:01 por tamujas

»  Dominio del Imperio Español en el Planeta Tierra
Doble unidad de Baria EmptyJue 27 Feb 2020 - 22:07 por BLAS DE LEZO

» Así se forjó el Imperio español, la Roma de América frente a los depredadores
Doble unidad de Baria EmptyJue 27 Feb 2020 - 22:02 por BLAS DE LEZO

» Tecnología de la Acuñación de Moneda
Doble unidad de Baria EmptyJue 27 Feb 2020 - 21:19 por BLAS DE LEZO

» ORDEN MERITO AERONÁUTICO
Doble unidad de Baria EmptyMiér 26 Feb 2020 - 21:47 por serteco

» Thaler de 72 kreuzer. Fernando I (Infante de España y hermano de Carlos V)
Doble unidad de Baria EmptyMiér 26 Feb 2020 - 20:50 por BLAS DE LEZO

» Lucio Sicio Dentato, el romano al que se considera el soldado más valiente de todos los ti
Doble unidad de Baria EmptyMiér 26 Feb 2020 - 14:02 por Ivlivs82

» Aratispi, la ciudad romana olvidada de Antequera
Doble unidad de Baria EmptyMiér 26 Feb 2020 - 14:01 por Ivlivs82

» Sigillum árabe triple
Doble unidad de Baria EmptyMar 25 Feb 2020 - 23:45 por Poniente

» Monedas de 20 pesos conmemorativas, bellezas que no conoces, en videos
Doble unidad de Baria EmptyMar 25 Feb 2020 - 23:18 por BLAS DE LEZO

» Daniel G. Andújar se cuela en los archivos del Banco de España
Doble unidad de Baria EmptyMar 25 Feb 2020 - 23:18 por BLAS DE LEZO

» Una exposición numismática y filatélica de Juan Pablo Duarte
Doble unidad de Baria EmptyMar 25 Feb 2020 - 23:17 por BLAS DE LEZO

Editados por OMNI








Estadísticas
Tenemos 9890 miembros registrados
El último usuario registrado es Diego Llamas

Nuestros miembros han publicado un total de 616786 mensajes en 95052 argumentos.
Articulos

Los resellos
Monedas de Al-Andalus
Los dinerillos
Limpieza de monedas
Repatinar monedas
Norma
 Esta página es un foro de Numismática, por tanto cualquier mensaje que no trate sobre este tema podrá ser borrado por los moderadores sin previo aviso. Asimismo no está permitido hablar de la procedencia de las monedas (sean compradas, heredadas, halladas, intercambiadas, etc.), cualquier mensaje que incluya referencia a la procedencia podrá ser editado o eliminado directamente.

Webs de numismatica
Comparte
 

 Doble unidad de Baria

Ir abajo 
AutorMensaje
Krakent
MODERADOR
Krakent

Cantidad de envíos : 1442
Localización : España
Puntos : 7171
Fecha de inscripción : 17/01/2006

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 1:06

Hola coleguillas esta moneda se la dedico a Alexander, pesa la friolera de 24,31 gr y mide 28mm de diametro y 8 mm de grueso,saludos y espero que os guste.
Doble unidad de Baria Baria


_________________
Doble unidad de Baria 549778766 Nuevo número de la Revista Numismática OMNI a la venta!
Revista de Numismática OMNI, n° 4
2012, 94 páginas.
Haz clic en el enlace para hacer tu pedido!!!
Volver arriba Ir abajo
caligae
MODERADOR
caligae

Cantidad de envíos : 7034
Edad : 45
Localización : entre escila y caribdis.
Puntos : 11499
Fecha de inscripción : 08/06/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 3:10

OTT..TIÁ!! :shock:

qué moneón krakent!! :bravo

despues de ver esto la puedo palmar tranquilo,porque nó gasto sombrero si nó me lo quitaba :shock:


joooderr que moneón....
...y está que se sale.

enhorabuena krakent :shock:

_________________
Doble unidad de Baria Ok0pis

QUE LOS RAYOS DE ZEVS OS ILUMINEN EL CAMINO.
Doble unidad de Baria Caligaeenreposo
Volver arriba Ir abajo
caligae
MODERADOR
caligae

Cantidad de envíos : 7034
Edad : 45
Localización : entre escila y caribdis.
Puntos : 11499
Fecha de inscripción : 08/06/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 3:21

dejo información sobre villaricos para el que tenga ganas de leer.


En el siglo VIII a.C. grupos de población procedentes de los reinos fenicios orientales, y en particular de Tiro, situados en la actual costa libanesa, comenzaron a asentarse en numerosos enclaves del Sur de la Península Ibérica, Norte de Africa, Cerdeña, Sicilia y Malta en islas muy próximas a la costa, pequeñas penínsulas y promontorios junto a desembocaduras de ríos y ensenadas.



Las causas de esta colonización fueron varias: la presión económica y militar asiria, las necesidades subsistenciales o la búsqueda de materias primas, en particular metales como la plata, el hierro y el estaño.

En el Sur de España los fenicios fundaron bastantes asentamientos entre los que las noticias de escritores griegos y romanos han conservado los nombres de las más importantes: Gadir (Cádiz), Malaka (Málaga), Sexs Almuñécar), Abdera (Adra), Baria (Villaricos), estas dos últimas situadas en la costa almeriense, mientras que no conocemos el nombre antiguo de otras importantes colonias como Castillo de Doña Blanca (Puerto de Santa María) o Toscanos (Torre del Mar).

Por lo que respecta a la ciudad de Abdera, mencionada por autores como Estrabón, Pomponio Mela, Ptolomeo y Plinio, las excavaciones de 1986 en el Cerro de Montecristo de Adra permitieron constatar su fundación en el siglo VIII a.C. por los fenicios y localizar el área donde se situó la población de los siglos VIII-VI a.C. en la ladera Este del Cerro de Montecristo, situado en la desembocadura del río Grande de Adra, actualmente desviado de su cauce original.

El yacimiento de Villaricos (Cuevas del Almanzora) se sitúa junto a la desembocadura del río Almanzora; en la Antigüedad estaba emplazado a orillas del antiguo estuario navegable del río, hoy colmatado por siglos de aportes de sedimentos aluviales.

La identificación de la actual Villaricos con la antigua ciudad de Baria no tiene dudas al publicar Luis Siret en 1908 una inscripción romana hallada en Villaricos que mencionaba la respublica Bariense. Las excavaciones del ingeniero belga en la necrópolis y las nuevas investigaciones arqueológicas de los años 80 y 90 permiten afirmar que Baria pudo ser una fundación fenicia del siglo VII a.C.

Los establecimientos coloniales fenicios estaban destinados a explotar los recursos del entorno, en particular los agrícolas y mineros, así como a comerciar con las poblaciones autóctonas del interior. Buena parte de la población colonial estaba dedicada a actividades subsistenciales tales como la agricultura, la ganadería y la pesca, documentadas gracias a los restos óseos y las semillas halladas en los sedimentos arqueológicos. La metalurgia del hierro, desconocida en la Península Ibérica hasta la llegada de los fenicios, ha sido registrada en Adra y Villaricos por medio del hallazgo de toberas de hornos de fundición, así como por las escorias restantes después de la fundición del mineral bruto. La plata era mucho menos abundante que el hierro y se explotaba en la importante área minera del bajo Almanzora: concretamente en el Cabezo de Las Herrerías, se situaron minas de hierro y plata. El asentamiento fenicio de
Cabecico de Parra, situado escasamente a un kilómetro de las minas de Herrerías, debió estar vinculado a actividades metalúrgicas, como parecen indicar las escorias de fundición de mineral halladas en los estratos fenicios del siglo VII a.C.
Otros trabajos artesanales fueron la metalurgia del bronce y en menor cantidad, el oro y la plata, o el marfil, que fueron finamente trabajados por orfebres fenicios: joyas de esos metales y amuletos y placas decorativas en marfil suelen registrarse en las necrópolis fenicias como testimonio de estas actividades. Una de las actividades artesanales de mayor presencia en los yacimientos fue la producción de cerámicas, fabricadas mediante el torno de alfarero, importado por los colonizadores desde Oriente.
Junto a las ánforas y urnas para el almacenaje y el transporte, los fenicios fabricaron piezas para el uso cotidiano de gran calidad. Los conjuntos cerámicos de Adra y Villaricos nos ofrecen ejemplos del repertorio tipológico fenicio occidental de los siglos VIII y VII a.C. como los abundantes fragmentos de vasos de barniz rojo, sobre todo platos, cuencos, jarras y lucernas; cerámicas decoradas con bandas de color rojo y negro, así como las ánforas. También se registran cerámicas hechas a mano de factura autóctona, destacando los vasos carenados con la superficie bruñida, o las llamadas "cerámicas grises", ejemplos tempranos de las primeras produciones cerámicas hechas a torno que conservan formas autóctonas anteriormente fabricadas a mano. En muy pequeña proporción está presente la cerámica griega importada, de la que se encontraron varios fragmentos de vasos para perfumes.
Los restos arquitectónicos documentados en las excavaciones de Adra y Villaricos muestran para este periodo de los siglos VIII y VII a.C. sistemas constructivos en terrazas sobre las que se construían casas de planta rectangular compartimentadas en varias estancias; los cimientos eran de piedra, al igual que los zócalos sobre los que se edificaban las paredes, hechas normalmente con adobes; las casas se cubrían con techumbres planas y los suelos solían ser de tierra apisonada con hoyos excavados para acomodar los postes de madera que sustentaban las cubiertas. Al interior de las casas se disponían hornos domésticos de adobe de aspecto cupular y de pequeño diámetro.
Sabemos muy poco de la organización política y de la estratificación social existente en las colonias occidentales, aunque la mayoría de los colonos fenicios serían agricultores, artesanos, pescadores y marineros. La presencia de una clase alta está atestiguada por algunas ricas tumbas de cámara construidas con sillares de piedra, o excavadas en la roca como los hipogeos de Villaricos, a los que se accedía por medio de rampas o escaleras de entrada. Algunas de ellas, como las tumbas de Almuñécar contenían ricosajuares funerarios con objetos de adorno personal de oro y plata, cerámicas griegas importadas y vasos de alabastro egipcio.

Este yacimiento arqueológico situado, sobre una colina junto a la desembocadura del río Almanzora, corresponde a la antigua ciudad fenicia y romana de Baria, fundada por los navegantes tirios a finales del siglo VII a.C. para la explotación de las cercanas minas de plata y plomo.
El río Almanzora ha sido un eje principal de comunicación entre las altiplanicies granadinas y la Alta Andalucía, con el Mediterráneo y el Sureste peninsular, convirtiéndose desde antiguo en un enclave privilegiado del asentamiento humano, lo que motiva la presencia de diversos yacimientos en su desembocadura desde el Neolítico Final.
La zona será comenzada a excavar por el ingeniero belga Luis Siret, auténtico padre de la prehistoria almeriense, en 1890 y se prolongó hasta los años 30 del siglo actual, reanudándose posteriormente en los años setenta. En realidad en este yacimiento debemos diferenciar cinco áreas perfectamente diferenciadas:
a) La fundición fenicia al Noreste.
b) La ciudad romana al Sur, hasta el borde del río Almanzora, en la zona conocida como Los Conteros, donde en el siglo pasado se hallaron inscripciones y restos constructivos de carácter monumental (fustes de columnas, capiteles, frisos...), quizás relacionados con la existencia de un templo.
c) La necrópolis al Norte de la ciudad fenicia y romana, donde Siret excavó más de 2.000 tumbas abarcando el amplio espacio cronológico del siglo VII a.C. hasta la época visigoda, aunque la mayoría son de época fenicia.
d) El área industrial de salazones de pescado, en el borde costero del Sureste, conservándose en unas condiciones tan óptimas que las piletas excavadas por Siret aún contenían restos de escamas y espinas de pescado.
e) El poblamiento tardorromano del cerro de Montroy, en la primera elevación montañosa de Sierra Almagro.
La llegada de los primeros colonos fenicios obedece a la necesidad de materias primas, especialmente metales. Estas colonias requerían lugares costeros estratégicos para embarcaderos, cerca de las vías de acceso al interior y con buenas tierras para la agricultura y la ganadería.
En aquellos momentos la línea de costa estaría más al interior y el río formaba en su desembocadura un amplio estuario, de forma que Villaricos o los yacimientos cercanos de Almizaraque o Cabecico de Parra se levantaban en montículos dominando sobre el estuario navegable hasta el macizo de Las Herrerías. La colmatación del estuario por aportes fluviales será consecuencia de la desforestación, erosión y pérdida de la cobertura vegetal en las distintas cadenas montañosas flanqueando los cursos Alto y Medio del río Almanzora.
Será destacable la industria de salazones, tal como muestran las factorías y balsas extendidas por toda la costa. La materia prima más preciada era el atún, obtenido con la pesca utilizando la técnica de la almadraba: red fijada con enormes anclas manteniendo la almadraba perpendicular a la costa, lográndose así capturar bancos compactos de pescado. Los peces capturados se sacaban a la arena y se introducían directamente en un depósito para escurrirlos. En otra dependencia eran troceados y almacenados en cubas mezclados con sal.
El producto básico era el “garum”, utilizado como condimento en las comidas, producto de belleza o medicamento. La salsa se obtenía macerando los desperdicios de pescado. Otra producción era la púrpura obtenida del murex, lo que creará grandes acumulaciones de conchas de este molusco en los yacimientos. El transporte se realizaba en ánforas, por lo que es habitual que los alfares cerámicos estén asociados a las factorías.
Si Baria formaba parte del sistema colonial fenicio, desde la denominada crisis del siglo VI a.C. se convertirá en una ciudad - estado independiente con sus propias instituciones, aunque bajo la órbita política y económica de Cartago. Este apogeo económico entre los siglos V al III a.C. se refleja en la necrópolis bariense con la presencia en los ajuares de cerámicas griegas áticas y en metales preciosos, mostrando la conexión con las rutas comerciales mediterráneas. A finales del siglo III a.C. Baria acuñará sus propias monedas de bronce, aunque de escasa calidad técnica y reducida circulación.
Un típico elemento fenicio occidental es la presencia de grandes cisternas y aljibes para almacenamiento de agua de planta ovulada o rectangular, revestidos de mamposteria y enlucidos con mortero de cal para impermeabilizar la construcción.
La llegada romana a Hispania en el 218 a.C. con la Segunda Guerra Púnica motiva un cierto declive para Baria, situada en el 209 a.C. por Publio Cornelio Escipión por integrarse en el banco cartaginés y destruida en parte.
En época romana la ciudad se traslada hacia el Oeste y a finales del siglo I obtuvo el estatuto municipal. En época tardorromana y bajo dominio bizantino del Sur peninsular Baria mantuvo su carácter urbano pero replegada a una fortaleza en lo alto del cerro de Montroy. Será abandonada en la época medieval pues no se ha dotado una ocupación musulmana, excepto una atalaya ocupada en los siglos XIII y XIV.
Este hábitat de Baria reducido al cerro de Montroy, paralelo a la instalación de la Vera antigua en el cerro del Espíritu Santo, nos habla de la inseguridad de la costa desde la época bajoimperial y el abandono de las factorías de salazones y el entramado comercial mediterráneo. El panorama será de retroceso económico y ruralización de la sociedad.

NECROPÓLIS.

Esta zona funeraria presenta tumbas muy variadas, pero destacando los hipogeos como enterramiento más espectacular, en un número de unos 50, con una estructura presentando un dromos o rampa de acceso a cielo abierto y una cámara sepulcral cuadrangular o rectangular de grandes dimensiones. Muchas fueron ya saqueadas en la antigüedad y otras reutilizadas.

Pero la variedad de tumbas se revela en una clasificación en diez tipos variando según la tipología constructiva y el ritual funerario utilizado. Así podemos hablar de sepulturas de incineración en fosa cuadrangular, de inhumación con sarcófagos de madera, de inhumación simples o con escalones interiores, de incineración en urnas...
El ajuar será un elemento básico para delimitar el nivel social del muerto, encontrándose cáscaras de huevos de avestruz con decoración pintada, elemento de joyería de oro y plata, cuentas de collar, anillos, amuletos, lucernas, ánforas, ungüentarios...

Historia del Yacimiento de Villaricos.

Este yacimiento destaca por su amplia secuencia cronológica, con unos orígenes que se remontan a la Edad del Cobre y un hábitat que perdura hasta época altomedieval. Se conoce esencialmente como uno de los yacimientos clave en el estudio de la colonización fenicia en la Península ibérica, identificándose con Baria, cuya fundación data del siglo VIII a.C., centrándose en la explotación de los recursos agrícolas y mineros del Bajo Almanzora. Posteriormente se encuentra inmersa dentro de la órbita de Cartago, encontrándose alineada contra Roma y, en parte, tras el asedio de Publio Cornelio Escisión. Una vez incorporada al mundo romano y, en concreto, a partir del siglo I a.C., la población se traslada junto al río Almanzora, mientras que la zona industrial se ubica en la zona costera. Por último el doblamiento se reduce y se vuelve a trasladar hacia el norte.
La zona arqueológica de Villaricos conforma un yacimiento muy complejo donde hay que distinguir diferentes núcleos.
En primer lugar, la antigua fundación fenicia y púnica ubicada en el sector noreste, que en la actualidad se halla, en parte, bajo el núcleo urbano de Villaricos. Por otro lado la ciudad romana que se extiende desde el borde suroccidental de las edificaciones precedentes, en dirección al río Almanzora, fundamental para explicar el proceso de romanización en la Bética. En esta zona se ha documentado material arqueológico de gran relevancia por la información que ha proporcionado, destacando las numerosas inscripciones públicas junto a elementos constructivos de carácter monumental.
El área de necrópolis se ha detectado al norte de los asentamientos fenicios y púnicos, contando con una amplia extensión espacial y cronológica, dado que las tumbas más antiguas se remontan al siglo VII a.C. y continúa este uso hasta época tardorromana y visigoda, adscribiéndose en principio la mayoría de estos enterramientos al período púnico, según las investigaciones realizadas. Se han registrado tumbas con ajuares muy ricos en cerámicas griegas áticas y metales preciosos, datados entre los siglos V y III a.C. que muestran el período de apogeo que experimentó la ciudad en estos momentos.
Otra área claramente diferenciada, que se conserva casi intacta, es la zona industrial dedicada a la factoría de salazones de pescado, actividad muy importante y que se desarrollaba en el borde costero. Los estudios indican que estuvo en funcionamiento desde finales del siglo I a.C. hasta el siglo IV d.C.
A partir del siglo IV la población empieza a replegarse localizándose su núcleo al norte de esta zona, en el Cerro Montroy, perdurando dicho doblamiento hasta el siglo VII y relacionándose con la presencia visigoda.
Este yacimiento es un Bien de Interés Cultural declarado el 28/12/1983 y está inscrito en el registro de bienes patrimoniales de la Junta de Andalucía como Zona Arqueológica.

fuente: http://villaricosexiste.org/?opcion=portal_principal_historia
p.d.no me harto de mirarla :cyclops:

zaludozz!!

_________________
Doble unidad de Baria Ok0pis

QUE LOS RAYOS DE ZEVS OS ILUMINEN EL CAMINO.
Doble unidad de Baria Caligaeenreposo
Volver arriba Ir abajo
Invité
Invitado
Anonymous


Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 5:49

Gracias¡¡ y bonito monedonn :bravo
Volver arriba Ir abajo
paixulembro
QUINARIVS
paixulembro

Cantidad de envíos : 1229
Edad : 41
Localización : Galicia
Puntos : 4842
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 7:41

preciosa moneda Krakent y gracias por el documento caligae :chers:
Un saludo
Volver arriba Ir abajo
Chatarrilla
Soy OMNIvoro !
Soy OMNIvoro !
avatar

Cantidad de envíos : 5196
Puntos : 8934
Fecha de inscripción : 07/03/2008

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 10:54

Enhorabuena Krakent, buena pieza.
Un saludo de Chatarrilla.
Volver arriba Ir abajo
Nayox
Soy OMNIvoro !
Soy OMNIvoro !
Nayox

Cantidad de envíos : 7480
Edad : 61
Localización : Lleida - España
Puntos : 11030
Fecha de inscripción : 09/10/2005

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 13:40

:bravo :bravo krakent, preciosa moneda.
Como se nota que no puedes dormir Caligae. :chers:
Volver arriba Ir abajo
compi
DVPONDIVS
avatar

Cantidad de envíos : 779
Puntos : 4498
Fecha de inscripción : 20/07/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 14:17

muy guapa Krakent,cuidala bien.Saludos
Volver arriba Ir abajo
Yanom
SESTERTIVS
Yanom

Cantidad de envíos : 809
Edad : 30
Localización : Madrid y Murcia Spartaria
Puntos : 5387
Fecha de inscripción : 23/12/2007

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 15:53

Esas fotos las pones solo pa dar envidia verdad???? jajaja, vaya monedaca tío, ya sabes, si quieres ser presidente del partido Nostradamus dame la moneda y tienes el puesto asegurao.
Volver arriba Ir abajo
caligae
MODERADOR
caligae

Cantidad de envíos : 7034
Edad : 45
Localización : entre escila y caribdis.
Puntos : 11499
Fecha de inscripción : 08/06/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 15:55

Nayox escribió:
Doble unidad de Baria Bravo Doble unidad de Baria Bravo krakent, preciosa moneda.
Como se nota que no puedes dormir Caligae. Doble unidad de Baria 489526

nayox,si quieres adelgazar y tener insomnio,monta un negocio y hazte automono,digo...autónomo,jajajajajDoble unidad de Baria 489526

_________________
Doble unidad de Baria Ok0pis

QUE LOS RAYOS DE ZEVS OS ILUMINEN EL CAMINO.
Doble unidad de Baria Caligaeenreposo
Volver arriba Ir abajo
Nayox
Soy OMNIvoro !
Soy OMNIvoro !
Nayox

Cantidad de envíos : 7480
Edad : 61
Localización : Lleida - España
Puntos : 11030
Fecha de inscripción : 09/10/2005

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 17:04

caligae escribió:
Nayox escribió:
Doble unidad de Baria Bravo Doble unidad de Baria Bravo krakent, preciosa moneda.
Como se nota que no puedes dormir Caligae. Doble unidad de Baria 489526

nayox,si quieres adelgazar y tener insomnio,monta un negocio y hazte automono,digo...autónomo,jajajajajDoble unidad de Baria 489526
Quita quita, no quiero retorcijones, mdr mdr
Volver arriba Ir abajo
Aliona
DENARIVS
Aliona

Cantidad de envíos : 1775
Localización : en ocasiones VEO EL ITALICA DEL CALIGAE
Puntos : 5738
Fecha de inscripción : 10/05/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 20 Sep 2011 - 19:46

bonita moneda krakent si señor.
el caligao esta que se sale jjejejejejej :chers:
Volver arriba Ir abajo
Jabuchi
DENARIVS
Jabuchi

Cantidad de envíos : 1735
Edad : 39
Localización : Anda andará
Puntos : 5735
Fecha de inscripción : 13/11/2007

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMiér 21 Sep 2011 - 1:42

como se notan los buenos!!!!....a la chita callando......jejeje!!!

Un Saludo.
Volver arriba Ir abajo
Patano
DVPONDIVS
Patano

Cantidad de envíos : 427
Localización : en el caribe quisiera yo
Puntos : 4479
Fecha de inscripción : 06/12/2008

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyDom 25 Sep 2011 - 20:08

Preciosaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa moneda, felicidades por ella krakent.

saludos de patano
Volver arriba Ir abajo
numit
DVPONDIVS
numit

Cantidad de envíos : 773
Edad : 65
Localización : Ceritium
Puntos : 4730
Fecha de inscripción : 20/09/2009

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyLun 21 Nov 2011 - 5:23

caligae escribió:

Este yacimiento es un Bien de Interés Cultural declarado el 28/12/1983 y está inscrito en el registro de bienes patrimoniales de la Junta de Andalucía como Zona Arqueológica.

Caligae, esta información de Baria tambien es necesario que se sepa, ya forma parte de su historia.

BARIA: UN YACIMIENTO TRANSCENDENTAL PARA NUESTRO PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

De la importancia arqueológica de Villaricos habla todo un proceso de descubrimientos que se inició en las postrimerías del siglo XIX. Por aquellos años, un ingeniero de minas con desmedida afición por la arqueología, el archiconocido Luis Siret (llegado a estas tierras del Levante almeriense en 1880), saca a la luz, entre otras muchas cosas, una necrópolis con miles de enterramientos, perteneciendo los más antiguos al siglo VII a. C. Se trataba de una de las áreas insertas en la antigua ciudad de Baria, asentamiento clave en el proceso de colonización fenicia y anexionada posteriormente al poder de Cartago y Roma. A partir del siglo I d. C., ya bajo dominio romano, la urbe modifica su semblante con el traslado de la población hacia la misma ribera del Almanzora, quedando el área de actividad industrial en la zona costera. Precisamente, la GRAN FACTORÍA DE SALAZONES DE PESCADO, junto a otras estructuras dedicadas a actividades subalternas, es lo que está aflorando en esa parcela en la que se pretendía la construcción de una urbanización de 136 lujosos apartamentos.

La salvaguarda y protección del patrimonio, en el más amplio de su dilatado sentido, es responsabilidad de todos, pero, indudablemente, de unos depende más que de otros. Porque, aunque pueda parecer lo contrario, cuando se comete cualquier atentado, cualquier desmán contra nuestra herencia cultural, contra nuestro entorno medioambiental, siempre hay un responsable que, nítidamente, destaca sobre el conjunto. Y no siempre este responsable es el ejecutor del desaguisado, sino aquella institución que, pudiendo evitarlo, lo favorece por desidia o por cualquier otro motivo espurio.

LA VOZ DE ALARMA

Algo de esto –y lo decimos con profunda tristeza- venía ocurriendo en la pedanía cuevana de Villaricos desde el 1 de agosto de 2003. Fue entonces cuando un grupo de vecinos contempló atónito como una flota de camiones (ocho para ser concretos), escoltados por dos grandes máquinas excavadoras y un ejército de operarios, invadía un solar de casi una hectárea situado a la izquierda de la torre vigía, entre el Mediterráneo y la carretera costera que une Garrucha con San Juan de los Terreros. Aquel viernes por la tarde se hallaba la canícula en su cenit y la administración de la Junta de Andalucía en la provincia de vacaciones; la empresa promotora –poseída hoy por un imprevisto y súbito ataque de sensibilidad- quiso aprovechar entonces la especial coyuntura estival para, con celeridad y alevosía, convertir este ataluzado trozo de terreno en un impoluto solar pronto a ser edificado. Se daban para tan admirables intenciones un restringido plazo de tiempo: quizás el comprendido en un fin de semana de intensa actividad a destajo.

LA LICENCIA DEL AYUNTAMIENTO DE CUEVAS

Eso sí, nuestros concienzudos promotores contaban con una licencia de obra concedida graciosamente por el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora (15 de abril de 2003, en sesión extraordinaria de la Comisión de Gobierno), institución que debería entender el desarrollo de su municipio de modo bien distinto a como lo viene entendiendo. ¿O es que su única pretensión consiste en recalificar suelo para construir, sobre todo en la costa, siguiendo esos desafortunados modelos de los municipios vecinos? ¿Podrían entender de una vez por todas que la protección y puesta en valor de nuestra riqueza arqueológica, arquitectónica, paisajística y medioambiental constituye el mayor atractivo frente a la homogeneidad del hormigón y el ladrillo? ¿Podrían entender, al menos, lo que significan conceptos tan básicos y esenciales para nuestro futuro y el de las generaciones venideras como el de desarrollo sostenible? Porque –y nos seguimos preguntando-, cuando nuestros representantes municipales otorgaron esa licencia de obra, ¿desconocían los tesoros que se ocultaban en el subsuelo de ese terreno? Da absolutamente lo mismo que ese espacio estuviese o no protegido, porque en cualquier caso el Ayuntamiento de Cuevas habría actuado o haciendo gala de una ofensiva insensibilidad o, lo que aún sería más grave, abanderando la ignorancia como fundamento de decisión, y ni una ni otra son precisamente cualidades de las que una institución municipal deba vanagloriarse.

Cuatro meses antes de conceder licencia, el 30 de diciembre de 2002, en sesión ordinaria del Pleno Municipal, en su punto 2º del orden del día, aprueba definitivamente la modificación puntual de las Normas Subsidiarias de Planeamiento en Villaricos, dando vía libre a la concesión de una futura licencia de obra, como así se hizo. De nada sirvieron los informes desfavorables emitidos por las Delegaciones de Obras Públicas y Cultura, ya que, al haber llegado fuera de plazo –según el Ayuntamiento-, se entendió que hubo un silencio administrativo interpretado por los de Cuevas como favorable.

LOS HECHOS DEL 2 Y 3 DE AGOSTO

Pero, por fortuna, aquella acelerada licencia de obras no iba a ser suficiente. Los de Villaricos, encabezados por un concejal del mismo gobierno municipal que había concedido la licencia (Francisco García Marín), contactaron con un grupo de personas comprometidas con la salvaguarda de los valores culturales de la comarca, recién iniciado el movimiento de tierras. Por las primeras explicaciones se supo de la desproporción del atentado, ya que se aludía a los numerosos restos que estaban aflorando y que las “bañeras” (camiones) estaban trasladando a un vertedero ubicado en la ribera del río Almanzora, muy próximo al lugar. Hasta allí habían ido a parar cerámicas, sillares, alguna columna de mármol, monedas, utensilios de hueso y otros restos que confirmaban por sí solos la importancia de un yacimiento aún sin excavar. Ni siquiera la puesta de sol acabó con aquella actividad frenética; la empresa promotora tenía prisa y los camiones, con las luces encendidas, continuaron con su ruidoso devenir de carga y descarga ante la impotente mirada de un pueblo indignado.

Mientras tanto, intentábamos comunicar con Julián Martínez, director general de Bienes Culturales, que estaba pasando unos días de descanso en Las Negras, en el Parque Natural de Cabo de Gata. De nuevo la fortuna quiso que se hallase próximo al lugar del desaguisado, ya que de inmediato, al mismo tiempo que ordenaba al SEPRONA que se personase en Villaricos y procediese a la paralización de la obra, también él se desplazaba hasta allí para comprobar in situ tamaña barbaridad. Eran aproximadamente las 11.30 de la mañana del sábado 2 de agosto y hasta ese preciso instante la actividad de maquinaria y camiones no había cesado, ni tan siquiera cuando el SEPRONA comunicó al encargado la orden que había recibido del director general. Sólo con la llegada de este último se paralizaron definitivamente los trabajos. Allí estuvimos acompañándolo y observando el destrozo que en tan sólo ocho horas se había producido: la aparición de un muro y la profusión de restos cerámicos esparcidos por doquier eran prueba evidente de lo que había estado a punto de perderse para siempre bajo una mole de siete plantas.

Sea como fuere, la paralización cautelar de los trabajos era ya un hecho que los responsables municipales querían acotar en el tiempo a unos escasos 30 días, advirtiendo su concejal de urbanismo de que, si en ese período de tiempo no se recibía ningún informe de la Delegación de Cultura, dejaría el asunto en manos de su gabinete jurídico, lo que venía a demostrar, una vez más y con absoluta nitidez, cuáles eran las pretensiones de la administración municipal con respecto a este solar.

Mientras la prensa provincial y comarcal se hacía eco en los días sucesivos de lo que en Villaricos estaba aconteciendo, comienzan a llegar al lugar los primeros técnicos de la Delegación de Cultura. Durante la visita de la arqueóloga provincial, Ana Navarro, y la jefa del Departamento de Protección de la Delegación de Cultura, Mª Ángeles Sáez, para valorar los daños, se vuelve a incidir sobre la ilegalidad de los trabajos realizados dada la impugnación del permiso. Partiendo del reconocimiento de lo sucedido como un verdadero atentado contra el patrimonio de todos, los técnicos de Cultura elaboran su informe en el que desde el principio sospechan de que los hallazgos encontrados pertenecen al asentamiento romano de Baria. Poco tardaría en confirmarse tan feliz extremo, pues a principios de septiembre Cultura reconoce que los restos arqueológicos encontrados en Villaricos pertenecen al período púnico de Baria, pero –según esta misma administración- faltaba por determinar la importancia de los hallazgos. Será necesaria, por consiguiente, una intervención de urgencia cuyos gastos correrán a cargo de la empresa constructora. De este modo, el 9 de septiembre representantes de la promotora y técnicos de la Delegación dan a conocer las directrices de los trabajos arqueológicos que se realizarán durante los próximos meses. Por esas fechas, la empresa ya ha contratado a una arqueóloga, Rosa Morales, quien en sus primeros informes admite que los restos hallados en el solar pueden pertenecer a una fábrica de salazones romana.

EL ORIGEN DE LA POLÉMICA

Pero claro está, ¿cuál es el origen de esta polémica y vergonzante situación? La respuesta, en esta caso, es fácil, inquietantemente fácil, porque todo parte de la desprotección de esta parcela de la discordia. En efecto, mientras que otros sectores de Villaricos gozan de la seguridad que les confiere la figura BIC (Bien de Interés Cultural), el caso que nos ocupa se hallaba desde hacía décadas al margen de cualquier tipo de protección por parte de la administración autonómica, a quien competía tal declaración. Cuando el 26 de octubre de 1983, a través de Real Decreto, el Ministerio de Cultura declara el yacimiento de Villaricos Bien de Interés Cultural, como monumento histórico-artístico de carácter nacional, no incluye este solar entre los espacios protegidos. Tampoco, trasferidas las competencias a la Junta de Andalucía (Real Decreto 864 / 84, de 29 de febrero), se contemplaba protección alguna para el mismo en la delimitación realizada mediante Decreto el 22 de abril de 1987. Y entonces fue cuando, nuevamente, cuestionamos, esta vez a la administración autonómica, por qué se creó una isla desprotegida en medio de un mar convenientemente salvaguardado, máxime cuando de todos era conocida la riqueza arqueológica de la totalidad de la zona. A la Delegación de Cultura no se le ocurría otra cosa que responder con el manido argumento del error administrativo, un fallo administrativo que se cometió no se sabe cuándo ni por quién, pero que nos dejaba al descubierto frente a la insensibilidad dominante y a los continuos ataques contra el patrimonio. Hay que decir, para conocimiento de todos, que nuestro Estatuto de Autonomía, en su artículo 12.3, establece como objetivo primordial “afianzar la conciencia de identidad andaluza, a través de la investigación, difusión y conocimiento de los valores históricos, culturales y lingüísticos del pueblo andaluz en toda su riqueza y variedad”, teniendo atribuida actualmente las competencias exclusivas en materia de patrimonio histórico, artístico, monumental, arqueológico y científico. Además, con fecha de 3 de julio de 1991 el Parlamento de Andalucía aprueba la Ley del Patrimonio Histórico Andaluz, creándose en su seno el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como instrumento eficaz para la protección de los bienes en él incluidos, atribuyéndose a la Consejería de Cultura, a través de su Dirección General de Bienes Culturales, la formación y actualización del mismo. Y a pesar de este amplio fundamento legislativo, la única administración capaz de poner fin a este ataque contra el patrimonio de todos los andaluces actuaba con la lamentable indecisión de quien tiene algo que ocultar, sin atajar esa más que probable pérdida de patrimonio que conllevaría cualquier intervención urbanística en la zona. Desde el primer momento argumentamos que no podía haber una solución negociada porque los intereses eran muchos y variados; desde el primer momento exigimos que se impusiese la valentía, la coherencia y la responsabilidad de los únicos que podían convertir este solar de 1.68 hectáreas en un intocable Bien de Interés Cultural. Sobre la Consejería de Cultura recaería siempre la sombra de una decisión no adoptada, porque a esta institución y únicamente a esta institución se le habría responsabilizado de lo que se hubiese perdido, pudiendo haberse salvado para disfrute y orgullo de todos.

¿Y QUÉ PASABA CON EL FUTURO?

Y es que la Resolución de 21 de agosto de 2003, de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se procedía a la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como zona arqueológica, el yacimiento de Villaricos, ni nos hacía abrigar esperanzas de futuro ni nos permitía ser optimistas. Más bien al contrario, el Capítulo VI nos inquietaba con el anuncio de una normativa específica que se cernía sobre lo que ellos habían bautizado como Sector 8, es decir sobre la parcela de la polémica. Se afirmaba de éste que correspondía al asentamiento romano y que ocultaba la factoría de salazones, añadiendo que en caso de edificación de nueva planta, el promotor debería “realizar las actividades arqueológicas necesarias para la protección del patrimonio que pudiese existir en el subsuelo”, bajo la supervisión de la Consejería de Cultura, de la que habría que obtener autorización previa para “cualquier obra que suponga remoción o movimientos de tierra”. A continuación, en el punto 21, volvía a infundirnos un lógico temor: “Cuando sea justificable la construcción de edificios, éstos deberán ser compatibles con la integración y valorización de los restos arqueológicos que pudiesen aparecer. En todo caso, en los proyectos de edificación de inmuebles de nueva planta se optará siempre por el sistema de cimentación menos nocivo para los restos arqueológicos, con una profundidad nunca mayor a los 50 centímetros”. En definitiva, la salvaguarda del sector 8, a diferencia de otros sectores de esta zona arqueológica en los que la protección es integral, se hallaba condicionada al resultado y valoración que de la excavación de emergencia se realizase, pero, de cualquier modo, la posibilidad de que en ese solar finalmente no se construyese era, cuando menos, remota. De nuevo nos atormentaba la falta de comprensión, ¿por qué una parcela en la que se aseguraba la ubicación de la factoría de salazones tenía un tratamiento diverso del sector colindante en cuanto al futuro de su protección? ¿Por qué este agravio? Tampoco entendíamos por qué el error administrativo argumentado por la Consejería no era subsanado de una vez por todas. No lográbamos comprender por qué no se dejaban de medias tintas y procedían a la declaración definitiva de la misma como Bien de Interés Cultural. En aquellos momentos, preferíamos pecar de ingenuos que de mal pensados.

COMIENZA LA EXCAVACIÓN DE EMERGENCIA

El 26 de noviembre de 2003, mediante Resolución del Director General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura, se autorizaba definitivamente la intervención de emergencia. Algunas semanas después, el 11 de diciembre, comenzaban los trabajos de limpieza y acondicionamiento de la zona.

Por fin, con un cierto retraso sobre lo previsto, en la segunda quincena de enero se inicia la excavación de emergencia que la promotora había optado por financiar como paso ineludible, impuesto por la Consejería, hacia la futura materialización de su macroproyecto urbanístico. Siete arqueólogos y 20 operarios, bajo la dirección y coordinación de Rosa Morales, comienzan su intervención arqueológica sobre una superficie de 3.500 metros, es decir el 45% de la extensión total del terreno susceptible de urbanización (8.000 metros). Con una inversión aproximada de 600.000 euros, el estudio de Morales preveía unos seis meses de trabajos en la zona, basándose éstos en la profundización de catas distribuidas en damero: o lo que es lo mismo, sobre el total de los 8.000 metros se repartían las catas de superficie variable que, alineándose, abarcarán la totalidad de la parcela, quedando entre cata y cata un espacio sin excavar (un 55%). Como resultado de esta actuación comienza a ver la luz lo que la propia arqueóloga nos definió como la zona industrial de Baria, que albergó una gran fábrica de salazones entre los siglos I y V d. C., asegurándonos con rotundidad que los numerosos restos extraídos durante estos cuatro últimos meses nos hablan de diferentes etapas romanas, sin que hasta el momento se hayan encontrado vestigios de época fenicia. En la parte excavada hasta la fecha han aflorado los talleres de la factoría, grandes piletas de salazón, un aljibe, una mini terma, mosaicos y abundantes ánforas, jarras, cerámicas y utensilios de hueso que tuvimos la oportunidad de contemplar durante nuestra visita al yacimiento el pasado 28 de abril, en la que contamos en todo momento con la compañía y explicaciones de la arqueóloga directora de la excavación.

NUEVA VOZ DE ALARMA

Como ya ocurriera en agosto de 2003, ahora volvíamos de nuevo a escuchar la alarma de algunos vecinos de Villaricos. En efecto, nos comentaban que en el yacimiento se estaba utilizando maquinaria semipesada para abrir y profundizar en las catas, lo que, según su opinión y experiencia, resultaba impropio para una intervención de este tipo. Además, acusaban a los responsables de la excavación de estar realizando los trabajos con excesiva celeridad y escasa meticulosidad, ya que de las últimas tierras y escombros, procedentes del yacimiento, que se estaban depositando en un vertedero cercano, los mismos vecinos habían extraído monedas de época romana, cerámicas y otros restos. Y culpaban de todo ello a la falta de celo de la arqueóloga y a sus métodos poco ortodoxos, auspiciados quizás por las presiones que de la empresa promotora estaba recibiendo o de la misma limitación de tiempo que se había impuesto. Ante estas denuncias, quisimos acercarnos al lugar de la excavación. Cuando planteamos a la arqueóloga las preocupaciones de los vecinos y las nuestras propias sobre la utilización de maquinaria en los trabajos, ella respondió que su empleo estaba contemplado en el proyecto que le había sido aprobado por Cultura, y se justificaba por la existencia de una capa de escoriales procedentes de la antigua fundición Carmelita (siglo XIX) que sería gravosa –en trabajo y tiempo- descombrar mediante otros métodos manuales. En cuanto a los abundantes restos arqueológicos que, según los de Villaricos, habían acabado en el vertedero, con la consiguiente pérdida de riqueza patrimonial, se defendía diciéndonos que, aunque toda la tierra se cribaba antes de despreciarla definitivamente, podía ser que algo se le hubiese escapado. Sin embargo, cuando, con posterioridad a nuestra visita y entrevista con la arqueóloga, nos vimos con los representantes de la asociación Existimos de Villaricos, éstos nos mostraron una grabación de vídeo en la que la máquina entraba y salía continuamente de una de las catas, lo que no se ajustaba con exactitud a las justificaciones que poco antes había argumentado Rosa Morales.

Durante los primeros días de este mes de mayo, la noticia sobre destrozos arqueológicos en Villaricos salta a los medios de comunicación comarcales y, posteriormente, a los provinciales, exponiendo las declaraciones encontradas de vecinos y técnicos. Así, mientras los primeros manifiestan “tener pruebas con fotos y hemos grabado un vídeo donde se ve perfectamente como se mete la máquina dentro de las mismas catas y mete la pala, saca la tierra y luego la echan a un vertedero donde finalmente hemos encontrado monedas romanas, objetos pesados, columnas o trozos de escultura, lo que demuestra el poco rigor científico con el que se están llevando a cabo los trabajos” (Ideal, 3 de mayo de 2004); la arqueóloga contrarresta diciendo que “no hay expolio, la intervención es la adecuada y no se está cometiendo ninguna irregularidad”, para apostillar más adelante que las monedas y los restos del vertedero “no son de ese yacimiento” (Ideal, 4 de mayo de 2004), afirmación ésta última que contrastaría con aquella posibilidad aceptada de que algo se pudiese haber escapado. La Delegación de Cultura, ante la polémica suscitada, envía a la zona a uno de sus inspectores, quien, tras la visita del 3 de mayo, admite que los trabajos de excavación se están realizando con todas las garantías.

La Asociación de Vecinos Existimos, mientras tanto, se había puesto en contacto con el Ayuntamiento para denunciar el daño que se estaba realizando en la zona arqueológica debido a la utilización de maquinaria pesada en las catas que se estaban abriendo, y a la falta de criba de tierras y escombros que se depositaban en los vertederos próximos, con la consiguiente pérdida de riqueza arqueológica. Ante esto, el Ayuntamiento, a través de su Concejalía de Urbanismo, remite solicitud (30 de abril de 2004) a la Delegación de Cultura para que sea ésta la que realice las inspecciones necesarias sobre el yacimiento y adopte las medidas necesarias para la protección del patrimonio de la zona. Además, la misma Asociación dirige escrito a la Delegación de Cultura, exponiendo idénticas preocupaciones sobre el particular. La respuesta, con fecha de 4 de mayo, dice: “La intervención se está realizando con total sujeción a proyecto y a las directrices emanadas de esta Delegación Provincial. En ningún momento se ha producido destrucción o deterioro del yacimiento. Todo lo contrario: la zona está siendo objeto de un completo estudio arqueológico que está dando como resultado gran cantidad de material y datos históricos…” .

Por aquellos mismos días, en prensa, esta misma Delegación de Cultura responde a nuestras preocupaciones con acusaciones de expolio, es decir nuestra buena voluntad y responsabilidad de ciudadanos es recompensada con descalificaciones, intentando situarnos casi al margen de la ley. Y todo porque poseíamos la prueba de las irregularidades que en aquella excavación se estaban cometiendo: monedas y otros elementos de interés arqueológico que, no sabemos por qué motivos (o preferimos ignorarlos), estaban yendo a parar directamente a una escombrera próxima.

No hemos querido nosotros convertir en protagonista y responsable de lo que en Villaricos ocurre a la arqueóloga directora de la excavación, ni mucho menos. Sabíamos quiénes eran los responsables de este atentado, porque –y que quede claro- lo extremadamente grave no es lo que estaba aconteciendo en aquellos días, no; lo deleznable, lo lamentable, lo que ponía en duda a las mismas administraciones que tienen que velar por la salvaguarda de nuestro patrimonio, es que en pleno siglo XXI el interés general, la conservación de nuestro patrimonio arqueológico, histórico y cultural, estuviese supeditado a los intereses económicos de unos pocos. Y le preguntábamos a los señores de la Consejería de Cultura: ¿por qué no cumplen ustedes con los cometidos que les confiere el Estatuto? Para ello tenemos una administración autonómica que pagamos todos, y no sólo esos a los que ustedes parecen privilegiar. Y les recordábamos a los mismos que la administración autonómica estaba ahí para adoptar decisiones, exigiéndoles que las adptasen de una vez por todas, que fuesen valientes, que deshiciesen entuerto o..., que cargasen siempre con el peso de la ineptitud, de la irresponsabilidad y de no sé cuántas cosas más.

SE CONSTITUYE LA PLATAFORMA UNIDOS POR BARIA

Las respuestas y mensajes que estábamos recibiendo desde las distintas administraciones, más que contribuir a nuestra tranquilidad, nos llenaban de inquietud y desasosiego. Por esta razón, resultaba prioritario organizarnos en una estructura asociativa desde la que reivindicar, de manera efectiva, nuestro objetivo primordial: la protección integral del sector sobre el que se quería edificar y su futura puesta en valor. Así, el pasado 15 de mayo, la asociación vecinal de Villaricos Existimos convocaba una asamblea general a la que eran invitadas decenas de personas del mundo de la cultura de la comarca. Nace entonces Unidos por Baria que, desde ese preciso instante, continua exigiendo que las administraciones ejerzan la responsabilidad que les corresponde como representantes del pueblo. Porque a alguna -Delegación de Cultura- ni siquiera se le había escuchado posicionamiento en relación a la amenaza que se cernía sobre nuestro patrimonio. En ello seguimos con un apoyo cada vez más amplio y rotundo, y nuestro tesón, nuestra inquebrantable defensa de una reivindicación que siempre hemos creído justa, nos ha deparado una primera victoria: la Junta de Andalucía ha otorgado la máxima protección sobre el afamado sector 8.

http://www.unidosporbaria.org/

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
numit
DVPONDIVS
numit

Cantidad de envíos : 773
Edad : 65
Localización : Ceritium
Puntos : 4730
Fecha de inscripción : 20/09/2009

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyLun 21 Nov 2011 - 5:30

Krakent,

Perdona la desconsideración, en el anterior post se me olvido felicitarte por la moneda, monedon y con un cospel poco habitual, enhorabuena y a disfrutarla.

Saludos.

Volver arriba Ir abajo
caligae
MODERADOR
caligae

Cantidad de envíos : 7034
Edad : 45
Localización : entre escila y caribdis.
Puntos : 11499
Fecha de inscripción : 08/06/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyMar 22 Nov 2011 - 22:23

me he quedado sin palabras numit.
no sabia nada de los acontecimientos que ha conllevado dicho yacimiento. 🇳🇴

hay que ver que falta de consideración por parte del ayuntamiento y como se le vén el plumero
a los tiparracos estos buscando llenarse los bolsillos.
así estamos por culpa de cuatro mamarrachos de ·"$%&76 :bash: &%$$%&ierda.

ZARVE!! horse

_________________
Doble unidad de Baria Ok0pis

QUE LOS RAYOS DE ZEVS OS ILUMINEN EL CAMINO.
Doble unidad de Baria Caligaeenreposo
Volver arriba Ir abajo
Krakent
MODERADOR
Krakent

Cantidad de envíos : 1442
Localización : España
Puntos : 7171
Fecha de inscripción : 17/01/2006

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyJue 24 Nov 2011 - 14:28

Muchas gracia scompañeros, me alegro que os haya gustado, y compañero numit, lamentablemente asi funciona la cultura en Ezpaña, mientras otros paises explotan aunque sea un candado en un puente , aqui cada dia se destruyen o se dejan perder mas vestigios de nuestros antepasados,saludos y gracias a todos.

_________________
Doble unidad de Baria 549778766 Nuevo número de la Revista Numismática OMNI a la venta!
Revista de Numismática OMNI, n° 4
2012, 94 páginas.
Haz clic en el enlace para hacer tu pedido!!!
Volver arriba Ir abajo
ANFUX
SEMIS
ANFUX

Cantidad de envíos : 194
Puntos : 3239
Fecha de inscripción : 23/11/2011

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptyJue 24 Nov 2011 - 14:36

Enhorabuena bonita, "y digo yo con este tipo de monedas con semejante grosor y peso para que necesitaban las balas de honda, si esta moneda te la lanzan a la cabeza y te la abren, eh eh eh? :59:
Volver arriba Ir abajo
isabelmaria
QUINARIVS
isabelmaria

Cantidad de envíos : 1257
Localización : tartesos
Puntos : 5043
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptySáb 26 Nov 2011 - 1:44

hola,bonita moneda lastima que no tenga frutos,pero bueno esperare a la primavera
Volver arriba Ir abajo
searo
QUADRANS
searo

Cantidad de envíos : 58
Edad : 48
Localización : entre malaka y Aratispi
Puntos : 3389
Fecha de inscripción : 18/02/2011

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptySáb 26 Nov 2011 - 2:00

impresionante, la mejor que he visto por ahora. felicidades.
Volver arriba Ir abajo
Patano
DVPONDIVS
Patano

Cantidad de envíos : 427
Localización : en el caribe quisiera yo
Puntos : 4479
Fecha de inscripción : 06/12/2008

Doble unidad de Baria Empty
MensajeTema: Re: Doble unidad de Baria   Doble unidad de Baria EmptySáb 18 Ago 2012 - 21:18

numit escribió:
caligae escribió:

Este yacimiento es un Bien de Interés Cultural declarado el 28/12/1983 y está inscrito en el registro de bienes patrimoniales de la Junta de Andalucía como Zona Arqueológica.

Caligae, esta información de Baria tambien es necesario que se sepa, ya forma parte de su historia.

BARIA: UN YACIMIENTO TRANSCENDENTAL PARA NUESTRO PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

De la importancia arqueológica de Villaricos habla todo un proceso de descubrimientos que se inició en las postrimerías del siglo XIX. Por aquellos años, un ingeniero de minas con desmedida afición por la arqueología, el archiconocido Luis Siret (llegado a estas tierras del Levante almeriense en 1880), saca a la luz, entre otras muchas cosas, una necrópolis con miles de enterramientos, perteneciendo los más antiguos al siglo VII a. C. Se trataba de una de las áreas insertas en la antigua ciudad de Baria, asentamiento clave en el proceso de colonización fenicia y anexionada posteriormente al poder de Cartago y Roma. A partir del siglo I d. C., ya bajo dominio romano, la urbe modifica su semblante con el traslado de la población hacia la misma ribera del Almanzora, quedando el área de actividad industrial en la zona costera. Precisamente, la GRAN FACTORÍA DE SALAZONES DE PESCADO, junto a otras estructuras dedicadas a actividades subalternas, es lo que está aflorando en esa parcela en la que se pretendía la construcción de una urbanización de 136 lujosos apartamentos.

La salvaguarda y protección del patrimonio, en el más amplio de su dilatado sentido, es responsabilidad de todos, pero, indudablemente, de unos depende más que de otros. Porque, aunque pueda parecer lo contrario, cuando se comete cualquier atentado, cualquier desmán contra nuestra herencia cultural, contra nuestro entorno medioambiental, siempre hay un responsable que, nítidamente, destaca sobre el conjunto. Y no siempre este responsable es el ejecutor del desaguisado, sino aquella institución que, pudiendo evitarlo, lo favorece por desidia o por cualquier otro motivo espurio.

LA VOZ DE ALARMA

Algo de esto –y lo decimos con profunda tristeza- venía ocurriendo en la pedanía cuevana de Villaricos desde el 1 de agosto de 2003. Fue entonces cuando un grupo de vecinos contempló atónito como una flota de camiones (ocho para ser concretos), escoltados por dos grandes máquinas excavadoras y un ejército de operarios, invadía un solar de casi una hectárea situado a la izquierda de la torre vigía, entre el Mediterráneo y la carretera costera que une Garrucha con San Juan de los Terreros. Aquel viernes por la tarde se hallaba la canícula en su cenit y la administración de la Junta de Andalucía en la provincia de vacaciones; la empresa promotora –poseída hoy por un imprevisto y súbito ataque de sensibilidad- quiso aprovechar entonces la especial coyuntura estival para, con celeridad y alevosía, convertir este ataluzado trozo de terreno en un impoluto solar pronto a ser edificado. Se daban para tan admirables intenciones un restringido plazo de tiempo: quizás el comprendido en un fin de semana de intensa actividad a destajo.

LA LICENCIA DEL AYUNTAMIENTO DE CUEVAS

Eso sí, nuestros concienzudos promotores contaban con una licencia de obra concedida graciosamente por el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora (15 de abril de 2003, en sesión extraordinaria de la Comisión de Gobierno), institución que debería entender el desarrollo de su municipio de modo bien distinto a como lo viene entendiendo. ¿O es que su única pretensión consiste en recalificar suelo para construir, sobre todo en la costa, siguiendo esos desafortunados modelos de los municipios vecinos? ¿Podrían entender de una vez por todas que la protección y puesta en valor de nuestra riqueza arqueológica, arquitectónica, paisajística y medioambiental constituye el mayor atractivo frente a la homogeneidad del hormigón y el ladrillo? ¿Podrían entender, al menos, lo que significan conceptos tan básicos y esenciales para nuestro futuro y el de las generaciones venideras como el de desarrollo sostenible? Porque –y nos seguimos preguntando-, cuando nuestros representantes municipales otorgaron esa licencia de obra, ¿desconocían los tesoros que se ocultaban en el subsuelo de ese terreno? Da absolutamente lo mismo que ese espacio estuviese o no protegido, porque en cualquier caso el Ayuntamiento de Cuevas habría actuado o haciendo gala de una ofensiva insensibilidad o, lo que aún sería más grave, abanderando la ignorancia como fundamento de decisión, y ni una ni otra son precisamente cualidades de las que una institución municipal deba vanagloriarse.

Cuatro meses antes de conceder licencia, el 30 de diciembre de 2002, en sesión ordinaria del Pleno Municipal, en su punto 2º del orden del día, aprueba definitivamente la modificación puntual de las Normas Subsidiarias de Planeamiento en Villaricos, dando vía libre a la concesión de una futura licencia de obra, como así se hizo. De nada sirvieron los informes desfavorables emitidos por las Delegaciones de Obras Públicas y Cultura, ya que, al haber llegado fuera de plazo –según el Ayuntamiento-, se entendió que hubo un silencio administrativo interpretado por los de Cuevas como favorable.

LOS HECHOS DEL 2 Y 3 DE AGOSTO

Pero, por fortuna, aquella acelerada licencia de obras no iba a ser suficiente. Los de Villaricos, encabezados por un concejal del mismo gobierno municipal que había concedido la licencia (Francisco García Marín), contactaron con un grupo de personas comprometidas con la salvaguarda de los valores culturales de la comarca, recién iniciado el movimiento de tierras. Por las primeras explicaciones se supo de la desproporción del atentado, ya que se aludía a los numerosos restos que estaban aflorando y que las “bañeras” (camiones) estaban trasladando a un vertedero ubicado en la ribera del río Almanzora, muy próximo al lugar. Hasta allí habían ido a parar cerámicas, sillares, alguna columna de mármol, monedas, utensilios de hueso y otros restos que confirmaban por sí solos la importancia de un yacimiento aún sin excavar. Ni siquiera la puesta de sol acabó con aquella actividad frenética; la empresa promotora tenía prisa y los camiones, con las luces encendidas, continuaron con su ruidoso devenir de carga y descarga ante la impotente mirada de un pueblo indignado.

Mientras tanto, intentábamos comunicar con Julián Martínez, director general de Bienes Culturales, que estaba pasando unos días de descanso en Las Negras, en el Parque Natural de Cabo de Gata. De nuevo la fortuna quiso que se hallase próximo al lugar del desaguisado, ya que de inmediato, al mismo tiempo que ordenaba al SEPRONA que se personase en Villaricos y procediese a la paralización de la obra, también él se desplazaba hasta allí para comprobar in situ tamaña barbaridad. Eran aproximadamente las 11.30 de la mañana del sábado 2 de agosto y hasta ese preciso instante la actividad de maquinaria y camiones no había cesado, ni tan siquiera cuando el SEPRONA comunicó al encargado la orden que había recibido del director general. Sólo con la llegada de este último se paralizaron definitivamente los trabajos. Allí estuvimos acompañándolo y observando el destrozo que en tan sólo ocho horas se había producido: la aparición de un muro y la profusión de restos cerámicos esparcidos por doquier eran prueba evidente de lo que había estado a punto de perderse para siempre bajo una mole de siete plantas.

Sea como fuere, la paralización cautelar de los trabajos era ya un hecho que los responsables municipales querían acotar en el tiempo a unos escasos 30 días, advirtiendo su concejal de urbanismo de que, si en ese período de tiempo no se recibía ningún informe de la Delegación de Cultura, dejaría el asunto en manos de su gabinete jurídico, lo que venía a demostrar, una vez más y con absoluta nitidez, cuáles eran las pretensiones de la administración municipal con respecto a este solar.

Mientras la prensa provincial y comarcal se hacía eco en los días sucesivos de lo que en Villaricos estaba aconteciendo, comienzan a llegar al lugar los primeros técnicos de la Delegación de Cultura. Durante la visita de la arqueóloga provincial, Ana Navarro, y la jefa del Departamento de Protección de la Delegación de Cultura, Mª Ángeles Sáez, para valorar los daños, se vuelve a incidir sobre la ilegalidad de los trabajos realizados dada la impugnación del permiso. Partiendo del reconocimiento de lo sucedido como un verdadero atentado contra el patrimonio de todos, los técnicos de Cultura elaboran su informe en el que desde el principio sospechan de que los hallazgos encontrados pertenecen al asentamiento romano de Baria. Poco tardaría en confirmarse tan feliz extremo, pues a principios de septiembre Cultura reconoce que los restos arqueológicos encontrados en Villaricos pertenecen al período púnico de Baria, pero –según esta misma administración- faltaba por determinar la importancia de los hallazgos. Será necesaria, por consiguiente, una intervención de urgencia cuyos gastos correrán a cargo de la empresa constructora. De este modo, el 9 de septiembre representantes de la promotora y técnicos de la Delegación dan a conocer las directrices de los trabajos arqueológicos que se realizarán durante los próximos meses. Por esas fechas, la empresa ya ha contratado a una arqueóloga, Rosa Morales, quien en sus primeros informes admite que los restos hallados en el solar pueden pertenecer a una fábrica de salazones romana.

EL ORIGEN DE LA POLÉMICA

Pero claro está, ¿cuál es el origen de esta polémica y vergonzante situación? La respuesta, en esta caso, es fácil, inquietantemente fácil, porque todo parte de la desprotección de esta parcela de la discordia. En efecto, mientras que otros sectores de Villaricos gozan de la seguridad que les confiere la figura BIC (Bien de Interés Cultural), el caso que nos ocupa se hallaba desde hacía décadas al margen de cualquier tipo de protección por parte de la administración autonómica, a quien competía tal declaración. Cuando el 26 de octubre de 1983, a través de Real Decreto, el Ministerio de Cultura declara el yacimiento de Villaricos Bien de Interés Cultural, como monumento histórico-artístico de carácter nacional, no incluye este solar entre los espacios protegidos. Tampoco, trasferidas las competencias a la Junta de Andalucía (Real Decreto 864 / 84, de 29 de febrero), se contemplaba protección alguna para el mismo en la delimitación realizada mediante Decreto el 22 de abril de 1987. Y entonces fue cuando, nuevamente, cuestionamos, esta vez a la administración autonómica, por qué se creó una isla desprotegida en medio de un mar convenientemente salvaguardado, máxime cuando de todos era conocida la riqueza arqueológica de la totalidad de la zona. A la Delegación de Cultura no se le ocurría otra cosa que responder con el manido argumento del error administrativo, un fallo administrativo que se cometió no se sabe cuándo ni por quién, pero que nos dejaba al descubierto frente a la insensibilidad dominante y a los continuos ataques contra el patrimonio. Hay que decir, para conocimiento de todos, que nuestro Estatuto de Autonomía, en su artículo 12.3, establece como objetivo primordial “afianzar la conciencia de identidad andaluza, a través de la investigación, difusión y conocimiento de los valores históricos, culturales y lingüísticos del pueblo andaluz en toda su riqueza y variedad”, teniendo atribuida actualmente las competencias exclusivas en materia de patrimonio histórico, artístico, monumental, arqueológico y científico. Además, con fecha de 3 de julio de 1991 el Parlamento de Andalucía aprueba la Ley del Patrimonio Histórico Andaluz, creándose en su seno el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como instrumento eficaz para la protección de los bienes en él incluidos, atribuyéndose a la Consejería de Cultura, a través de su Dirección General de Bienes Culturales, la formación y actualización del mismo. Y a pesar de este amplio fundamento legislativo, la única administración capaz de poner fin a este ataque contra el patrimonio de todos los andaluces actuaba con la lamentable indecisión de quien tiene algo que ocultar, sin atajar esa más que probable pérdida de patrimonio que conllevaría cualquier intervención urbanística en la zona. Desde el primer momento argumentamos que no podía haber una solución negociada porque los intereses eran muchos y variados; desde el primer momento exigimos que se impusiese la valentía, la coherencia y la responsabilidad de los únicos que podían convertir este solar de 1.68 hectáreas en un intocable Bien de Interés Cultural. Sobre la Consejería de Cultura recaería siempre la sombra de una decisión no adoptada, porque a esta institución y únicamente a esta institución se le habría responsabilizado de lo que se hubiese perdido, pudiendo haberse salvado para disfrute y orgullo de todos.

¿Y QUÉ PASABA CON EL FUTURO?

Y es que la Resolución de 21 de agosto de 2003, de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se procedía a la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como zona arqueológica, el yacimiento de Villaricos, ni nos hacía abrigar esperanzas de futuro ni nos permitía ser optimistas. Más bien al contrario, el Capítulo VI nos inquietaba con el anuncio de una normativa específica que se cernía sobre lo que ellos habían bautizado como Sector 8, es decir sobre la parcela de la polémica. Se afirmaba de éste que correspondía al asentamiento romano y que ocultaba la factoría de salazones, añadiendo que en caso de edificación de nueva planta, el promotor debería “realizar las actividades arqueológicas necesarias para la protección del patrimonio que pudiese existir en el subsuelo”, bajo la supervisión de la Consejería de Cultura, de la que habría que obtener autorización previa para “cualquier obra que suponga remoción o movimientos de tierra”. A continuación, en el punto 21, volvía a infundirnos un lógico temor: “Cuando sea justificable la construcción de edificios, éstos deberán ser compatibles con la integración y valorización de los restos arqueológicos que pudiesen aparecer. En todo caso, en los proyectos de edificación de inmuebles de nueva planta se optará siempre por el sistema de cimentación menos nocivo para los restos arqueológicos, con una profundidad nunca mayor a los 50 centímetros”. En definitiva, la salvaguarda del sector 8, a diferencia de otros sectores de esta zona arqueológica en los que la protección es integral, se hallaba condicionada al resultado y valoración que de la excavación de emergencia se realizase, pero, de cualquier modo, la posibilidad de que en ese solar finalmente no se construyese era, cuando menos, remota. De nuevo nos atormentaba la falta de comprensión, ¿por qué una parcela en la que se aseguraba la ubicación de la factoría de salazones tenía un tratamiento diverso del sector colindante en cuanto al futuro de su protección? ¿Por qué este agravio? Tampoco entendíamos por qué el error administrativo argumentado por la Consejería no era subsanado de una vez por todas. No lográbamos comprender por qué no se dejaban de medias tintas y procedían a la declaración definitiva de la misma como Bien de Interés Cultural. En aquellos momentos, preferíamos pecar de ingenuos que de mal pensados.

COMIENZA LA EXCAVACIÓN DE EMERGENCIA

El 26 de noviembre de 2003, mediante Resolución del Director General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura, se autorizaba definitivamente la intervención de emergencia. Algunas semanas después, el 11 de diciembre, comenzaban los trabajos de limpieza y acondicionamiento de la zona.

Por fin, con un cierto retraso sobre lo previsto, en la segunda quincena de enero se inicia la excavación de emergencia que la promotora había optado por financiar como paso ineludible, impuesto por la Consejería, hacia la futura materialización de su macroproyecto urbanístico. Siete arqueólogos y 20 operarios, bajo la dirección y coordinación de Rosa Morales, comienzan su intervención arqueológica sobre una superficie de 3.500 metros, es decir el 45% de la extensión total del terreno susceptible de urbanización (8.000 metros). Con una inversión aproximada de 600.000 euros, el estudio de Morales preveía unos seis meses de trabajos en la zona, basándose éstos en la profundización de catas distribuidas en damero: o lo que es lo mismo, sobre el total de los 8.000 metros se repartían las catas de superficie variable que, alineándose, abarcarán la totalidad de la parcela, quedando entre cata y cata un espacio sin excavar (un 55%). Como resultado de esta actuación comienza a ver la luz lo que la propia arqueóloga nos definió como la zona industrial de Baria, que albergó una gran fábrica de salazones entre los siglos I y V d. C., asegurándonos con rotundidad que los numerosos restos extraídos durante estos cuatro últimos meses nos hablan de diferentes etapas romanas, sin que hasta el momento se hayan encontrado vestigios de época fenicia. En la parte excavada hasta la fecha han aflorado los talleres de la factoría, grandes piletas de salazón, un aljibe, una mini terma, mosaicos y abundantes ánforas, jarras, cerámicas y utensilios de hueso que tuvimos la oportunidad de contemplar durante nuestra visita al yacimiento el pasado 28 de abril, en la que contamos en todo momento con la compañía y explicaciones de la arqueóloga directora de la excavación.

NUEVA VOZ DE ALARMA

Como ya ocurriera en agosto de 2003, ahora volvíamos de nuevo a escuchar la alarma de algunos vecinos de Villaricos. En efecto, nos comentaban que en el yacimiento se estaba utilizando maquinaria semipesada para abrir y profundizar en las catas, lo que, según su opinión y experiencia, resultaba impropio para una intervención de este tipo. Además, acusaban a los responsables de la excavación de estar realizando los trabajos con excesiva celeridad y escasa meticulosidad, ya que de las últimas tierras y escombros, procedentes del yacimiento, que se estaban depositando en un vertedero cercano, los mismos vecinos habían extraído monedas de época romana, cerámicas y otros restos. Y culpaban de todo ello a la falta de celo de la arqueóloga y a sus métodos poco ortodoxos, auspiciados quizás por las presiones que de la empresa promotora estaba recibiendo o de la misma limitación de tiempo que se había impuesto. Ante estas denuncias, quisimos acercarnos al lugar de la excavación. Cuando planteamos a la arqueóloga las preocupaciones de los vecinos y las nuestras propias sobre la utilización de maquinaria en los trabajos, ella respondió que su empleo estaba contemplado en el proyecto que le había sido aprobado por Cultura, y se justificaba por la existencia de una capa de escoriales procedentes de la antigua fundición Carmelita (siglo XIX) que sería gravosa –en trabajo y tiempo- descombrar mediante otros métodos manuales. En cuanto a los abundantes restos arqueológicos que, según los de Villaricos, habían acabado en el vertedero, con la consiguiente pérdida de riqueza patrimonial, se defendía diciéndonos que, aunque toda la tierra se cribaba antes de despreciarla definitivamente, podía ser que algo se le hubiese escapado. Sin embargo, cuando, con posterioridad a nuestra visita y entrevista con la arqueóloga, nos vimos con los representantes de la asociación Existimos de Villaricos, éstos nos mostraron una grabación de vídeo en la que la máquina entraba y salía continuamente de una de las catas, lo que no se ajustaba con exactitud a las justificaciones que poco antes había argumentado Rosa Morales.

Durante los primeros días de este mes de mayo, la noticia sobre destrozos arqueológicos en Villaricos salta a los medios de comunicación comarcales y, posteriormente, a los provinciales, exponiendo las declaraciones encontradas de vecinos y técnicos. Así, mientras los primeros manifiestan “tener pruebas con fotos y hemos grabado un vídeo donde se ve perfectamente como se mete la máquina dentro de las mismas catas y mete la pala, saca la tierra y luego la echan a un vertedero donde finalmente hemos encontrado monedas romanas, objetos pesados, columnas o trozos de escultura, lo que demuestra el poco rigor científico con el que se están llevando a cabo los trabajos” (Ideal, 3 de mayo de 2004); la arqueóloga contrarresta diciendo que “no hay expolio, la intervención es la adecuada y no se está cometiendo ninguna irregularidad”, para apostillar más adelante que las monedas y los restos del vertedero “no son de ese yacimiento” (Ideal, 4 de mayo de 2004), afirmación ésta última que contrastaría con aquella posibilidad aceptada de que algo se pudiese haber escapado. La Delegación de Cultura, ante la polémica suscitada, envía a la zona a uno de sus inspectores, quien, tras la visita del 3 de mayo, admite que los trabajos de excavación se están realizando con todas las garantías.

La Asociación de Vecinos Existimos, mientras tanto, se había puesto en contacto con el Ayuntamiento para denunciar el daño que se estaba realizando en la zona arqueológica debido a la utilización de maquinaria pesada en las catas que se estaban abriendo, y a la falta de criba de tierras y escombros que se depositaban en los vertederos próximos, con la consiguiente pérdida de riqueza arqueológica. Ante esto, el Ayuntamiento, a través de su Concejalía de Urbanismo, remite solicitud (30 de abril de 2004) a la Delegación de Cultura para que sea ésta la que realice las inspecciones necesarias sobre el yacimiento y adopte las medidas necesarias para la protección del patrimonio de la zona. Además, la misma Asociación dirige escrito a la Delegación de Cultura, exponiendo idénticas preocupaciones sobre el particular. La respuesta, con fecha de 4 de mayo, dice: “La intervención se está realizando con total sujeción a proyecto y a las directrices emanadas de esta Delegación Provincial. En ningún momento se ha producido destrucción o deterioro del yacimiento. Todo lo contrario: la zona está siendo objeto de un completo estudio arqueológico que está dando como resultado gran cantidad de material y datos históricos…” .

Por aquellos mismos días, en prensa, esta misma Delegación de Cultura responde a nuestras preocupaciones con acusaciones de expolio, es decir nuestra buena voluntad y responsabilidad de ciudadanos es recompensada con descalificaciones, intentando situarnos casi al margen de la ley. Y todo porque poseíamos la prueba de las irregularidades que en aquella excavación se estaban cometiendo: monedas y otros elementos de interés arqueológico que, no sabemos por qué motivos (o preferimos ignorarlos), estaban yendo a parar directamente a una escombrera próxima.

No hemos querido nosotros convertir en protagonista y responsable de lo que en Villaricos ocurre a la arqueóloga directora de la excavación, ni mucho menos. Sabíamos quiénes eran los responsables de este atentado, porque –y que quede claro- lo extremadamente grave no es lo que estaba aconteciendo en aquellos días, no; lo deleznable, lo lamentable, lo que ponía en duda a las mismas administraciones que tienen que velar por la salvaguarda de nuestro patrimonio, es que en pleno siglo XXI el interés general, la conservación de nuestro patrimonio arqueológico, histórico y cultural, estuviese supeditado a los intereses económicos de unos pocos. Y le preguntábamos a los señores de la Consejería de Cultura: ¿por qué no cumplen ustedes con los cometidos que les confiere el Estatuto? Para ello tenemos una administración autonómica que pagamos todos, y no sólo esos a los que ustedes parecen privilegiar. Y les recordábamos a los mismos que la administración autonómica estaba ahí para adoptar decisiones, exigiéndoles que las adptasen de una vez por todas, que fuesen valientes, que deshiciesen entuerto o..., que cargasen siempre con el peso de la ineptitud, de la irresponsabilidad y de no sé cuántas cosas más.

SE CONSTITUYE LA PLATAFORMA UNIDOS POR BARIA

Las respuestas y mensajes que estábamos recibiendo desde las distintas administraciones, más que contribuir a nuestra tranquilidad, nos llenaban de inquietud y desasosiego. Por esta razón, resultaba prioritario organizarnos en una estructura asociativa desde la que reivindicar, de manera efectiva, nuestro objetivo primordial: la protección integral del sector sobre el que se quería edificar y su futura puesta en valor. Así, el pasado 15 de mayo, la asociación vecinal de Villaricos Existimos convocaba una asamblea general a la que eran invitadas decenas de personas del mundo de la cultura de la comarca. Nace entonces Unidos por Baria que, desde ese preciso instante, continua exigiendo que las administraciones ejerzan la responsabilidad que les corresponde como representantes del pueblo. Porque a alguna -Delegación de Cultura- ni siquiera se le había escuchado posicionamiento en relación a la amenaza que se cernía sobre nuestro patrimonio. En ello seguimos con un apoyo cada vez más amplio y rotundo, y nuestro tesón, nuestra inquebrantable defensa de una reivindicación que siempre hemos creído justa, nos ha deparado una primera victoria: la Junta de Andalucía ha otorgado la máxima protección sobre el afamado sector 8.

http://www.unidosporbaria.org/

Saludos.

Permitidme que haga una breve mencion a una persona que aun no siendo muy conocida su historia fue una pieza clave en los descubrimientos de D. Luis Siret, se trata de Pedro Flores Garcia , que como capataz de Luis Siret, estuvo al mando de la mayoria de las excavaciones realizadas por el ingeniero/arqueologo mencionado.
perdonad por el tocho pero dados mis lazos familiares con el mencionado Pedro Flores, creia justo poner en conocimiento de todos los foreros estos datos.
http://www.catalunyapress.cat/es/viewer.php?IDN=32451

saludos de patano
Volver arriba Ir abajo
 
Doble unidad de Baria
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
OMNI Foro de numismática :: IDENTIFICACIÓN DE MONEDAS - NUMISMATICA :: - IBERICAS-
Cambiar a: